nocomments

¡De regreso a clases!

Diversos gobiernos del mundo han anunciado que, durante el mes de septiembre, se va a reanudar las clases presenciales en las escuelas. ¿Serán las medidas que aplicarán suficientes para evitar que los jóvenes se contagien del nuevo Covid-19?

El hecho de que no todos los estudiantes tienen las mejores facilidades para permanecer estudiando online y conseguir el objetivo de comprender las materias para estar preparados en la inmersión al mundo laboral futuro, coloca en tela de juicio la necesidad de volver a enviar a los jóvenes a recibir de forma presencial las clases; sin embargo, la salud, debería ser el tema principal que coloquen en la mesa de discusión las autoridades correspondientes en todo el mundo.

Para volver a clases, diversas escuelas, han compartido los protocolos que han diseñado con el fin central de mantener vigentes y aplicar las recomendaciones de la organización mundial de la salud.
Entre las medidas que se han considerado implementar se encuentran:

  • Disminuir la cantidad de horas semanales en las escuelas
  • Disminuir la cantidad de días que los estudiantes visiten el colegio
  • Uso permanente de mascarillas en niños mayores de 6 años
  • Toma de temperatura corporal en la entrada de la escuela
  • Lavado de manos constantes
  • Reducción de la cantidad de estudiantes por aulas
  • Instalación de acrílicos alrededor de los escritorios personales de los estudiantes
  • Reducción de los tiempos de descansos para evitar la aglomeración entre los estudiantes

¿Que implica para los estudiantes regresar a las aulas de clases?

Los estudiantes deberán enfrentar nuevos retos con el respaldo de las autoridades escolares para su reincorporación a las aulas de clases en el próximo mes de septiembre. Deben acostumbrarse a utilizar mascarillas por más de 5 horas continuas, a no poder jugar con sus compañeros de clases como lo realizaban anteriormente en los tiempos de recreo, a mantener distancia física con su grupo de amigos, no poder dar demostraciones de afectos al volver a verse después de varios meses.

Los maestros, en tiempos anteriores al nuevo virus Covid-19, durante años se han esforzado por encontrar metodologías que les ayudaran a conseguir que desde los más pequeños hasta los más grandes cumplieran con las normativas y reglamentos de la escuela, creando sanciones para aplicar con el afán de disminuir las incidencias.

Sin embargo, es del conocimiento de todos que son pocos los jóvenes que logran culminar el año escolar sin haber incumplido en todas las normas de comportamiento. Por lo tanto, ¿sería capaz el sistema escolar de controlar con éxito que todos los estudiantes cumplan al cien por ciento con todo el protocolo?

Reply